Entrevista Carolina Favale "Cuore" en Buenos Aires | cortesía de Florencia Cariello

Publicado en abril 2013 | Carolina Favale "Cuore" en Buenos Aires | cortesía de Florencia Cariello

1

‘Coure’: Grafiti y el pulso de la ciudad


La calle es el lienzo de la artista argentina Carolina Favale “Cuore”.

por Betty Aguirre-Maier
Entremares Magazine

Muro tras muro, la artista de grafiti Carolina Favale “Cuore” va transformando la faz de Buenos Aires. Sus intervenciones con aerosol le dan vida a paredes desgastadas que parecen reclamar formas, colores y nuevos lenguajes. Los murales de esta porteña no han pasado desapercibidos y hoy forman parte del paisaje urbano. En una entrevista por email, Cuore habla con Entremares Magazine sobre el arte callejero que abre espacios para mundos y seres fantásticos en medio del bullicio de la ciudad.

IMG_4218i

Entremares Magazine (EM): ¿Quién es Cuore?
Carolina Favale “Cuore”: Mi nombre es Carolina Favale, Cuore es el seudónimo con el que pinto en la calle. Significa corazón en italiano y lo elegí porque me parece que es un nombre sencillo, que tiene pregnancia y que habla bastante de lo que hago. En todo lo que se hace con el “Cuore” hay sinceridad, determinación, convicción y compromiso.

EM: ¿De dónde vienes?
CUORE: Nací en Boulogne, Buenos Aires, Argentina.

EM: ¿Pintas murales o haces graffiti?, ¿Cuál es la diferencia?
CUORE: La verdad es que no sabría muy bien cómo definirlo. Generalmente, el concepto de mural se asocia a la producción de imágenes y el de grafiti a las letras y a la cultura hip-hop. Cuando salgo, digo que voy a pintar. Pero creo que la palabra que más se acota es intervención, porque se trata de ir y apropiarse del espacio público, y no tanto de la técnica en sí. Podés usar aerosol, esténcil o cualquier herramienta y medio en una misma pared. La intervención abarca todas las técnicas, pero la fuerza de lo que hago no está ahí sino en la acción. Intervenir también habla de la posibilidad de incluir al otro: puede hacerlo cualquiera. Si bien la acción es personal, no habla del oficio concreto que yo tengo, que es pintar.

003

EM: ¿Cómo llegaste al grafiti?
CUORE: Estaba estudiando bellas artes y empecé a desarrollar mi práctica en la calle porque considero que es un medio para lograr que el arte visual sea más accesible.

Una de las grandes deudas que tiene el arte visual es que siempre fue más elitista que otras disciplinas como la música o la danza y encuentro en la calle un modo de apropiación distinto. Cuando pintás en la calle, se establecen otros códigos de interpelación que atravesás desde la vida cotidiana; un ámbito mucho más cercano a la gente. Esto genera que la relación con la obra sea más espontánea y sincera que en otros espacios, como las galerías y los museos. Por otro lado, se trata de transitar el espacio público, de apropiárselo y construir desde ahí otras realidades. En el espacio público, dejamos de ser sujetos individuales para ser sujetos colectivos. En la calle se cruzan, cristalizan y transforman distintas realidades. Cuando voy a pintar pienso en qué pasaría si las personas pudiesen comunicarse y estar en el espacio público desde donde realmente son. ¿Cuánta gente está haciendo cosas todo el tiempo pero tiene muchísimas dificultades o prejuicios para compartirlo? Yo me estoy exponiendo en la calle desde el lugar más auténtico y sincero que puedo hacerlo; comparto mi realidad desde lo que soy y no hay otra cosa. Creo que eso hace una diferencia y en la práctica subyace una profunda convicción y apuesta al cambio.

EM: ¿Es el grafiti un arte territorial?
CUORE: Creo que sí, pero este es un concepto que se aplica más a la construcción del grafiti y a la cultura hip-hop. Quienes pintan letras, pintan su seudónimo o el nombre de la crew a la que pertenecen y en muchos casos se generan rivalidades entre los distintos grupos. Está asociado a marcar un territorio porque se inició de esa manera y es parte de la identidad grafitera. Pero considero que detrás de eso, en la mayoría de los casos, sea desde un lugar consciente o no, está la necesidad de visibilizar determinadas cosas. Funciona como afirmación, como un llamado de atención: “acá estoy”, “esta es mi crew”.

EM: ¿Cuál es tu territorio?
CUORE: En cuanto a lo que a mí respecta, no le doy importancia y mi construcción o necesidad de salir a la calle surge desde otro lugar. No importa el lugar o la locación, sino que sea en el espacio público.

EM: ¿Qué nos puedes decir de la calle porteña?
CUORE: Creo que en Buenos Aires, a diferencia de muchos otros países, tenemos muchas cosas a favor. Si bien todavía es considerado ilegal, es muy fácil pintar. Se trata simplemente de establecer un acuerdo con los propietarios de las casas y en ese sentido tenemos el privilegio de darle continuidad a nuestros trabajos. Es decir, puedo pintar cinco días seguidos una pared, que no va a venir la policía a correrme. En otras ciudades del mundo está completamente penalizado y es muy difícil pintar. De cualquier manera, en Buenos Aires es relativamente nuevo, empezó hace 18 años aproximadamente y todavía falta para que la sociedad termine de aceptarlo y todavía hay mucha gente reticente.

12 (1)

EM: Afirmas que tu meta es crear espacios atemporales y calmos. ¿Puedes elaborar?
CUORE: Sí, con esto me refiero a una cuestión estética principalmente. En las pinturas presento distintas situaciones entre personajes o elementos pero no hay referencias que den información específica sobre qué lugar es, de dónde son o en qué tiempo se desarrollan. Por lo general, son figuras solitarias dispuestas en espacios solitarios también, que no están invadidos por otras cosas. Creo que dentro de esta coyuntura y los tiempos vertiginosos en los que vivimos, necesitamos más calma, más silencio para reflexionar.

Me interesa en principio que aquellas personas que lo ven lo disfruten estéticamente y tengan ganas de contemplarlo. Trabajo sobre determinadas problemáticas, es decir, los mensajes surgen de una denuncia, de algo que considero que no funciona y lo que presento es la posible “solución”. Intento desplegar en imágenes reflexiones sobre cómo somos y las distintas maneras que elegimos para comunicarnos desde un lenguaje simbólico y metafórico, pero evito las referencias porque busco o aspiro alcanzar un lenguaje universal. Estos personajes o los elementos, por lo general, son alegorías o imágenes que representan otro concepto.

EM: ¿Cuál(es) es el lenguaje de tus murales? ¿A qué apuntan? ¿Qué comunican? ¿Qué dice la gente que pasa juntos a ellos?
CUORE: La gente por lo general se acerca desde un lugar muy sincero y disfruta de lo que hago. En seguida, comparten alguna interpretación y se animan a preguntar. Es curioso, porque un denominador común es que siempre preguntan sobre el significado. A lo que yo contesto: “Y usted, ¿qué piensa?”. Sea cual sea la respuesta, e indistintamente de si coincide o no con lo que yo me propuse, les digo que sí, que es eso. Porque lo válido es la interpretación y lo que cada persona identifica, siente y piensa a partir de esa imagen.

IMG_2134 (1)

EM: Si “las palabras no convencen”, ¿qué avenidas nuevas de expresión ofrece el grafiti en contraposición y comparación con otras artes visuales?
CUORE: La diferencia fundamental está en el medio, por lo que explicaba anteriormente sobre el espacio público y la posibilidad de acceder sin intermediarios. Por la posibilidad de construir de manera colectiva y por el cruce de las distintas realidades. En la calle soy artista y soy persona también. En la galería soy solo artista porque lo que se ve es el resultado ya acabado. Nunca voy con una idea del todo cerrada porque dejo que los días que estoy trabajando y las distintas situaciones me atraviesen y aporten a la pintura y por ende también al resultado final. La gente es también parte de ese proceso y puede apropiarse de la obra, incluso desde el rechazo tapándola al día siguiente. Yo soy la persona que lo pinta, pero lo que pueda pasar con la pintura me excede y es entonces cuando una producción individual se transforma en una producción colectiva.

EM: ¿Cuál es el futuro del grafiti y el de Cuore?
CUORE: Considero que el grafiti es un movimiento que se está expandiendo y creciendo cada vez más en todo el mundo, no solo en Buenos Aires. Tal vez esta percepción sea un poco ambiciosa, pero creo que de alguna manera está pasando algo que no tiene precedentes en la historia del arte y es el hecho de que se está constituyendo internacionalmente como un movimiento sólido y legitimado, ya no responde únicamente a una situación coyuntural específica de un país o una ciudad. El arte visual finalmente está tomando las calles, está con la gente.

En cuanto a mí, de momento, me interesa seguir pintando y mejorar en cada pintada. El resto, se verá.

IMG_4158

Comparte!

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Copyright © 2013. All Rights Reserved.
Puede encontrar información sobre cómo reusar o volver a publicar esta obra en http://www.entremaresmagazine.com/condiciones-de-uso/.



Una respuesta a ‘Coure’: Grafiti y el pulso de la ciudad

  1. Excelentes conceptos de Carolina Favale sobre la intervencion del espacio publico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Back to Top ↑

Email