Poesía SunsetTexas

Publicado en agosto 2012 |

1

Carolina Bustos [poemario]


Corridos nostálgicos en tierra de nadie

El alma es un pajarito
que sin tener alas vuela.
RAFAEL POMBO
Dios y el alma

Díganme cómo va eso que llaman amor, dolor, muerte y tierra.
El alma es un pajarito que sin tener alas vuela.
Al borde del precipicio los espectros rezan;
cruel es la esencia de tener la idea
de estar atrapada en una geografía densa,
donde el miedo se vuelve hogar
y el alma está presa.

Amanece la realidad al amparo de una llanura inmensa.
Miren el portal de mis angustias
archipiélago de la ausencia.
Infiero que el pensamiento del mortal
arranca del cuerpo maleza.
Haciendo volar a la mísera ave
al lado de su torpeza.

Ahí van los hombres sordos,
Borrando restos de cordillera.

Maraña de hueso y de carne soy
Mi alma cercenada vagabundea entre listas sin nombre, ni fecha.
Enjambre hueco y sucio revuelto de melancolía y seda.
Del volcán queda ceniza, rastros de lama espesa;
agazapada se arrastra la amargura,
enredando a su paso la temible sorpresa.

Mi tierra es el camino por donde paso sin dejar senda.
No explico, no articulo.
Licencia mía es callar y abandonar palabras necias.

Díganme cómo va eso que llaman amor, dolor, muerte  y tierra.
El alma es un pajarito que sin tener alas vuela.

Amar es la renuncia
Me duele porque aún lo ignoro
La tierra gime coplas lapidarias
arrastradas por la nostalgia de mis falencias.
Yo las busco, perdidas, entre nomenclaturas tercas.
Cantándoles borracha, dentro del hueco de esta, mi patria muerta.

Qué más da el disfraz, el maquillaje y la pollera
Me visitó el pajarito desprovisto de materia…
Sin alas rompió el cielo Y me hizo caer en cuenta
Que del amor llevo su mueca.

Ahí van los hombres sordos
borrando restos de cordillera.

Madrid, Primavera de  2009

fantasmas

se les escucha vagando en las esquinas del nervio
así como sus voces son ecos de evocación y melancolía
asechan, se posan en los escaparates rotos
se llenan de polvo como los juguetes viejos que (ya) nadie quiere tomar
yo llevo viéndoles desde hace meses; mirarme sin recato
intentando disturbar el paso lógico de los días
reclamando que los tome entre mis brazos y les haga mimos
sonriéndoles con muecas tibias que buscan besos
son fantasmas alados, brillantes llenos de rústica poesía
fantasmas lúcidos, humanizados con perversa ironía
fantasmas alquilados para noches eternas de insomnio
son fantasmas (al final) con nombre propio
arrogante ignoro el rumbo de mi deseo
repelerlos, quizás cazarlos
embalarlos en frascos
exhibirlos en botellas o dejarlos olvidados en el mar
vosotros a los que he hecho germinar en mi vientre
victimas incesables de mi propio desasosiego
frutos rebeldes de mi tiempo… (paréntesis )
paradoja del placer, instante que emigra
oh fantasmas, dejadme seguir,
la larga ruta revindica mi paso
su perfume sabio se escurre en mi manga; angustiosa telaraña
me ordenan temperar, no fundir mis huesos en su arena
fantasmas, yo con vosotros río
y vosotros os reís de mí
mirad atentos, la misma raíz erguida en la tierra
resiste en mantener intactas vuestras sombras

París, primavera de 2011

 Dícese de fantasma

fantasma: resquicio de algo que no se puede nombrar
fantasma: sombra imprudente que vagabundea sin rumbo
fantasma: cultivo masivo después de la decepción
fantasma: mujer minotauro con vestido de pepas
fantasma: hombre gigante con múltiples rostros y pantalón blanco
fantasma: gato perdido en una sobre-exposición solar
fantasma: roca marina rellena de pulpa
fantasma: fotocopias de gemidos átonos
fantasma: rastros de tinta en cuaderno de secundaria
fantasma: proposición insensata llamada petite culotte
fantasma: lustros y estratagemas para olvidar
fantasma: cabellos quebradizos; espantajos gigantes o enanos
fantasma: boca sedienta; sequía
fantasma: piel sin cáscara; fantasia
fantasma: aroma suyo; químera
fantasma: roto sin cicatriz
fantasma: remiendio sin costura
fantasma: merodeo inclemente de la presencia de su ser
Según la RAE existen ocho acepciones de “fantasma” en lengua española
según yo, sólo mato versos o intento describir al fantasma que me ronda

París, primavera de 2011

 ¡No importa qué! Brevario de una semana en PaGris

Mufetardo rampante va de un lado a otro
San Lazaro pierde su vara y no se deja guiar por su perrito
Ven, camina pronto que allí está Nuestra Dama
Erecta posa para la foto y rim pam pam

Voilà!                           ¡Vuela!
C’est la vie!                 ¡Se la vi!

Esa que viene de frente, es “La cantante calva”
miradla, espléndida va gritando por la calle de la Hucheta
anglicismos amoldados a la hilera de onomatopeyas francesas
rasca la lengua, cosquillea el ocico, apaga el fuego, brinca el delirio
Ohhh Mister Smith; ahhh Miss Martin; ui ui ui, yea, yea,yea somos ingleses
¿Cómo es eso?
¿Acaso Ionesco?
¿Balzac o Zola?
San Miguel o San Germán
Tristán o Isolde
quién sabe quién, quizás sea Don Omar.
¿De qué viene todo esto?

¡No importa qué!
Nos gusta el puente 9
aunque no parezca nuevo.
Leer en la Compañía de Shakespeare
beber un té en la Hormiga Alada
finalizar la noche en donde Juanita
picoler en el Mauri 7 para inventar el lenguaje

Hace frío, llueve, no lo olvides:
¡Guelcom tu PaGris, la meuf!

PaGris y sus colores
PaGris y sus olores
PaGris y sus amores
Vosotros, tú , yo y un sombrero

Qué no importa
Importa, qué no
¡No importa qué!
Carcajadas, bromas, silencios, risas.

El gato es gata
La cena el Sena
La Capilla tiene indios con lassi de rosa y curry mexicano
El 13 tiene chinos, vietnamitas y a Camila
Al lado del Sagrado Corazón estoy yo
Detrás de mi lengua, mordisqueando la caverna,
saltando en mi oreja,
rozando mi brisa,
merodea la rima.

Curazán divino,
Fua gra e champán,
Crepes sin formage
chawarma del Libano a la manera de abuelita tailandesa

Te lo digo de nuevo
Acá es PaGris
É Pari è Madgik

El gato es gata
La cena el Sena
Mua mua e Tua tua

Me emBraSAS

¿De qué va todo esto?
(Me preguntas de nuevo)

Ni idea, muérdeme sin dudarlo

novecientas-cuatro-veinte-diz-y-nueve veces

¿Tantas?

Guay not?

¡No importa qué!

París, Otoño 2010

 

Carolina Bustos Beltrán (1979)


Nació en Bogotá. Estudió en la Universidad Nacional de Colombia. Es filóloga, tiene una maestría en Estudios Latinoaméricanos y es una apasionada del tarot. Se trasladó a París en el año 2003, residió un año en Oporto y dos más en Madrid. Ha participado en revistas de literatura a nivel internacional y ha sido seleccionada finalista en concursos de dramaturgia (1996), cuento (2009) y poesía (2010) en Colombia y España. Actualmente es profesora de lengua española en varias universidades de París.

Comparte!

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Copyright © 2012. All Rights Reserved.
Puede encontrar información sobre cómo reusar o volver a publicar esta obra en http://www.entremaresmagazine.com/condiciones-de-uso/.



Una respuesta a Carolina Bustos [poemario]

  1. Pingback: EntreMares Magazine | Un espacio para desubicados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Back to Top ↑

Email